El Croto Corvalan

Si bien voy a escribir un cuento sobre un croto y como es posible que muchos lectores/as no saben el significado de esta palabra antes de empezar a escribirlo recurro a la enciclopedia para ilustrarnos (Croto/a: Persona que no tiene trabajo ni vivienda y vive en la calle de la caridad o de juntar cosas y alimentos de la basura.

Alfonso Corvalan nacio en España y a los 9 años, sus padres decidieron enviarlo a la Argentina acompañado de un tio; Don Ceferino Corvalan no era lo que se pueda decir un ejemplo a seguir, algo borrachin, poco dispuesto al trabajo y si le prestabas un patacon ¡¡¡Olvidate de recuperarlo!!! te haria mil promesas, pero devolvertelo jamás; muchas veces en el largo viaje desde España en el buque carguero lo hizo quedar mal al joven Alfonso, sin que el pobre niño tuviera nada que ver con sus tonterias; lo cierto fue que al llegar al puerto de Buenos Aires, se peleo con una de las personas a las cuales le debia plata y termino preso; al pobre Alfonso lo llevaron a un caseron a cargo de una regente bastante brava (supuestamente hasta que su tio saliera en libertad y pasara por el) Pero su tio una vez que recupero la libertad  decidio irse en el primer tren de carga que encontrara al interior de la Provincia de Buenos Aires donde decian se conseguia algun trabajito en el campo y la mejor manera de desprenderse de la responsabilidad de cuidar al sobrino era dejandolo donde le dijeron las autoridades que estaba...Se va arreglar, es un chico bastante despierto, demasiado que lo traje pensaba para sus adentros...

A los pocos dias al niño lo entregaron a una familia de Españoles que necesitaba sirvientes en uno de los caserones que tenia en un campo cercano a la Ciudad; allí ya tenian varios jovenes mas en un sistema muy cercano a la esclavitud; los hacian trabajar limpiando la casa; cuidando los chanchos, ovejas y vacas en el campo, a cambio solo le daban de comer, las sobras que quedaban despues de almorzar o cenar los señores de la casa y sus varios hijos e hijas; generalmente era algun guiso, pucheros, sopas y si el domingo querian comer algo de asado (dia de fiesta para los patrones, donde solian recibir visitas) debeina esforzarse en la limpieza del caseron, carnear los chanchos o los corderos capones ¡¡¡Me los tienen listo tempranito manga de granujas gritaba el capataz, si quieren probar alguna achura, sino los huesos pelados les traigo!!! el tiempo fue pasando y Alfonso se fue tornando en un ser solitario, herido a fustazos por el capataz, pero con una herida más grande por dentro, en su propio corazón, lejos de su familia, viviendo en la miseria, humillado.

Pero un dia el Capataz; Fulgencio Domina se extralimito en sus atribuciones y quiso aprevecharse de Lucia; otra muchacha huerfana que desde hacia varios años compartia las desdichas y tristezas con Alfonso, la tomo de la mano y se la llevo al galpón, ella lloraba desconsoladamente mientras era practicamente arrastrada por el matón; Alfonzo Corvalan estaba capando con su cuchillo un chancho padrillo ayudado por otro de los muchachos cuando vio lo que ocurria y presagio algo malo para su amiga, se puso de pie y salio corriendo para el galpón llego justo cuando Fulgencio intentaba besar a la fuera la muchacha y pegandole un empujon al hombre lo desafio a pelear a cuchillo; el capataz, lo miro fijo con esa mirada humillante que tantas veces le habian respetado, pero esta vez no surtio el mismo efecto y tenia frente a el un muchacho que ya era casi un hombre con un cuchillo; pero el sabia de estos entreveros; decian en los boliches del pago que lo habian contratado los patrones para mantener el orden entre los peones, porque era bien malevo y habia salido vivo de mas de un entrevero de polleras y cuchillos; saco su facon, se embolvio su poncho en la otra mano y embistio con fuerza sobre Alfonso, que esquivo la puñalada arqueando el cuerpo pero dejo su cuchilla clavada hasta el cabo en el corpachon del hombre que se retorcio de dolor y se desplomo ante un gran charco de sangre; los muchachos sabian que si Alfonso se quedaba, nada de lo que dijeran a su favor serviria para ayudarlo y podria terminar preso por el resto de su vida ¡¡¡Escapese amigo le grito el otro muchacho, este ya no va gritarnos más!!! Lucia corrio abrazarlo y dandole un beso en la mejilla, lo dejo marchar; llego corriendo a su pieza, se lavo de prisa, tomo las poquitas pilchas que tenia, un pan duro, algunos elementos de cocina, hizo un mono con un trapo viejo, tomo un palo y colocandose al hombro aquellas cosas ese dia salio de croto

Dicen que la justicia  lo persigio un tiempo, pero que sabiendo algunos comisarios los abusos que durante su vida habia cometido el difunto capataz y que siempre se salvaba de terminar preso por sus influencias politicas se comenzaron hacer los distraidos y dejaron de buscarlo.

Unos años despues Alfonso llego a una estancia y se ofrecio como peón; aprendio a domar, a trabajar el campo con el arado mansera; se hizo querer tanto por los patrones que termino casandose con una de las hijas del estanciero; de su tio la última noticia que se supo es que murio bastante joven, al cruzarse caminando muy alcholizado las vias del ferrocarril sin mirar; quizas como dicen algunos, aca en la tierra tarde o temprano se paga lo que se hace...

Narrativa con Derecho de Autor registrado a Nombre de Néstor O Salgado

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Salgado Ediciones Argentina -  Alojado por Overblog